CulturaEdición ImpresaMonte Cristo

8° FESTIVAL de la TIERRA y la INDUSTRIA 2023: el último evento de una gestión que se va 

El pasado viernes 10 de noviembre se llevó a cabo, en la tradicional Plaza Sarmiento de Monte Cristo , la 8° edición del Festival de la Tierra y la Industria 2023.

Esto evento estuvo organizado por una comisión formada por instituciones locales: clubes deportivos, grupo Scouts Ceferino Namuncurá y la Agrupación Gaucha Juan José Molina. Con una discreta concurrencia, los asistentes disfrutaron de una jornada familiar y típica en este evento, ícono que nos representa como ciudad.

En esta edición, la grilla en el escenario se engalanó con actuaciones como la de Cuti y Roberto Carabajal, Chipote, Sendero Folk y el humor de la mano de Capocha Orellana.

También, los artistas locales dejaron su sello con aportes distintivos. El Dúo Mariela y Rómulo, Lucas Belbruno y Florencia Álvarez, Miguel Díaz, Vanesa Rhoo y Sergio Urán le pusieron el color y la identidad local a este festival que es considerado como uno de los más importantes de la región.

El brillo especial lo puso el Ballet Municipal que dirigen los profesores Roxana Prieto y Claudio Díaz. Un despliegue impresionante con más de 70 bailarines de todas las edades, en una seguidilla ininterrumpida de cuadros abordando todo tipo de danzas y estilos.

La apertura oficial fue una joya escénica y en las entradas de cada grupo nos deleitaron con un repertorio de danzas folklóricas, de ballet, latinoamericanas, españolas y hasta magníficas piezas de fusión. Se destacó un intervención que fue un ensamble con la participación de la Banda Infanto Juvenil y para el cierre, al ritmo de “Córdoba va”, una demostración de destreza y amor por la danza poniendo en el escenario a todos los integrantes del ballet.  Una verdadera fiesta de la ciudad.


PASEO DE ARTESANOS, COMERCIOS, EMPRENDEDORES Y EMPRESAS

Un entretenido recorrido, preparado para recibir a todos los visitantes en el predio del festival.

En este sector, distintos stands mostraban sus productos y habilidades insertos en un llamativo marco con muchas opciones. Artículos textiles, alimentación, decoración, arte, economía circular, entre muchos más. También se sumaron los stands de las firmas que obtuvieron las categorías mayores en sponsoreo del festival.

Uno de los espacios destacados fue el de la Secretaría de Ambiente del Municipio. En su stand obsequiaba un kit de plantación (que contenía tierra, una maceta orgánica, semillas y un calendario de plantación), plantas, semillas y bolsas de tela.

Además, CICAS (Cámara de Industria, Comercio, Agropecuaria y de Servicios) contó con un sector en bloque donde pusieron en valor a los comercios adheridos a esta organización.

Otras de las características destacables fue la iniciativa de diseñar, conformar y consolidar un modelo de Comisión Unificada. La Municipalidad y la Agrupación Gaucha Juan José Molina, trabajaron codo a codo junto con las demás instituciones participantes dando una muestra de madurez institucional que llega para quedarse.

La otra parte del Festival: “se esperaba bastante más

La austeridad, como criterio de los organizadores, sorprendió a muchos. Todo un despliegue para una sola jornada dejó un sabor a poco. 

Por otra parte, la edición anterior había dejado la vara un poco más alta en la grilla artística con el paso Sele Vera y Pampas de Bariloche, entre otros artistas importantes. 

Según se comentaba, tampoco se logró la convocatoria de público esperada. 

Si bien se reconoce a nuestros talentos locales, una gran mayoría esperaba una propuesta más innovadora, tratándose del cierre de una gestión gubernamental. Algunos estaban esperanzados en ver artistas emergentes y con mayor renombre.

Lo más flojo del Festival

Lamentablemente, la iluminación del escenario no acompañó mucho en la velada festivalera. Había tramos (lugares) donde las luces estaban prácticamente ausentes y, por momentos, los artistas no se lucían en todo su esplendor. Este detalle opacó la puesta en escena en algunas intervenciones clave.

Las cifras del Festival

Con datos proporcionados a la producción de Nuevo Enfoque urbano, un informe indica una  erogación total aproximada de 9 millones de pesos para afrontar los costos del Festival.

La recaudación de entradas produjo un ingreso de 1.9 millones de pesos, más 900 mil pesos de venta anticipada. Un total de 1800 entradas cortadas

Se recaudaron 2 millones de pesos provenientes del sponsoreo. 

Las cajas de los Buffets permitieron que las instituciones participantes se llevaran 500 mil pesos cada una.

Desde la organización consideraron que esta edición, en términos generales, ha sido favorable. “Consideramos que el balance es muy positivo, la comunidad participó masivamente manteniendo viva esta fiesta que ya es una tradición para la ciudad”, expresaron desde la Municipalidad de Monte Cristo.

Visits: 29

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Volver al botón superior

Adblock Detectado

Considere apoyarnos deshabilitando su bloqueador de anuncios